Stuðlagil

Studlagil

El cañón de Stuðlagil, transliterado como Studlagil, es una extraordinaria atracción natural situada en una remota zona del este de Islandia. El río Jökla, con sus brillantes aguas de color azul verdoso, se ha abierto paso a través de enormes columnas de basalto que se asemejan a la forma de un órgano, creando un desfiladero de hasta 30 metros de profundidad en algunos puntos.

Comparar precios de alquiler de coches - Islandia

La parte más hermosa del cañón de Studlagil, con sus enormes acantilados de basalto, tiene poco menos de un kilómetro de longitud, pero sin duda merece la pena desviarse de la carretera de circunvalación de Islandia.

Hay varios senderos señalizados alrededor del cañón, y se puede descender hasta el fondo, pero hay que contar con un desnivel bastante pronunciado.

Hasta 2017, el cañón de Studlagil estaba vedado a los turistas. Este año, sin embargo, el cañón apareció en la revista de a bordo de la antigua aerolínea islandesa WOW, lo que provocó un boom turístico.

¿Cómo llegar?

El desvío de la carretera principal número 1 está entre Egilsstaðir y el lago Mývatn; si se va en esa dirección, está a la izquierda. Primero gire por la carretera 923, que después de un rato se convierte en una carretera de grava pero de buena calidad y recta. Después de unos 10 km llegarás a un pequeño aparcamiento, situado a sólo unas decenas de metros del cañón.

Se puede llegar hasta aquí sin problemas en un coche convencional, incluso en invierno.

Qué ver en los alrededores

Descubre todos los lugares que ver en Islandia.

Este artículo puede contener enlaces de afiliados de los que nuestro equipo editorial puede obtener comisiones si hace clic en el enlace. Consulte nuestra página de Política publicitaria.